martes, 3 de febrero de 2009

LOGISTICA Y NEGOCIOS INTERNACIONALES

En los últimos 50 años, las barreras geográficas relacionadas con el comercio internacional han sido disminuidas gracias a la logística. La logística es el puente entre el producto y el mercado, que se encuentran separados por el tiempo y la distancia. La logística actual, es más dinámica por causa de: adelantos tecnológicos en sistemas de transporte, y a nueva y mayor infraestructura en aeropuertos, puertos, carreteras y telecomunicaciones. Estos adelantos hacen que el consumidor global y local puedan demandar productos desde cualquier parte, dinamizando el intercambio mundial y nacional apoyando al crecimiento de los países y sobre todo generando empleo.
Hace no más de 5 décadas hubiera sido imposible que Ecuador exporte flores frescas a destinos como Estados Unidos, Europa o Rusia. Chile, por ejemplo, exporta un tipo de pez llamado merluza que con nuevos y más rápidos sistemas de transporte, logra llegar en el momento adecuado, a barcos de pasajeros antes de su partida. El país africano, Ghana, más allá de impulsar su producción agrícola de cacao se enfoca en obtener buenos sistemas de transporte a fin de llegar al mercado japonés para la fiesta de 14 de febrero o a Francia durante todo el año.
Una logística apropiada es aquella que no solo arriba a tiempo sino que transporta de forma segura, confiable y con costos convenientes, productos, al consumidor final así como a mayoristas y distribuidores. Todo esfuerzo en mejorar la productividad de las empresas será inútil si no se cuenta con una distribución adecuada. Es indispensable la creación de una política local, nacional y regional que permita a la logística, expandir todo su potencial, apoyando a la competitividad general del país.
Las premisas básicas de una política logística están dentro de un esquema Global y Glocal. Global ya que se debe actuar en un mercado de 6000 millones de potenciales clientes y glocal al utilizar las mejores prácticas internacionales para cubrir las exigencias locales.
Una política logística cuenta con 3 variables importantes, que son dependientes y que deben ser acordadas en asociatividad pública – privada. Estas variables son:
1) Infraestructura de transporte y servicios
El índice de percepción de logística, publicado por el Banco Mundial, ubica al Ecuador en el puesto 46 de 70 países estudiados. Esto se puede evidenciar en que solo el 14% de todo el sistema vial esta pavimentado. Es indispensable mejorar, ampliar y crear nueva infraestructura, para lo cual se requiere la participación del estado y de la empresa privada por igual. Herramientas de asociatividad, BOT (Construcción, Operación y Transferencia), BTO (Construcción, Transferencia y Operación), BOO (Construcción, Operación y Propiedad) así como la herramienta de Prueba de Mercado, son alternativas para crear nuevos puertos, aeropuertos, nuevas vías y sistemas de telecomunicación.
Otras alternativas como la titularización de peajes y tarifas son buenas opciones de financiación. Para evitar que la inversión solo se dirija a emprendimientos financieramente rentables se puede considerar la extensión de la amortización de las inversiones incluyendo la construcción de infraestructura socialmente rentable.
En el caso de la costa de China se evidencian inversiones por parte de los ciudadanos chinos emigrantes y taiwaneses. En el caso Ecuatoriano es urgente realizar programas de dirección de remesas enfocados a la inversión en infraestructura como alternativa actuarial para retiro laboral o su retorno al país. Bangladesh por ejemplo sustenta gran parte de sus proyectos eléctricos en los bengalíes que viven en otros países.
Centros logísticos para la relocalización de carga dentro y fuera de las ciudades con redes viales son necesidades básicas para el desarrollo logístico. En el caso del país ningún proyecto más importante como el nuevo aeropuerto de Quito, que contempla un centro logístico y vías. El proyecto es la más importante iniciativa logística de los últimos 50 años. Un nuevo aeropuerto internacional, 44.000 metros cuadrados para uso de carga aérea y 40 hectáreas de centro logístico hacen que este emprendimiento sea un ejemplo demostración de las posibilidades logísticas en Ecuador.
2) Facilitación del comercio
Nada más importante que dinamizar las aduanas para la facilitación del comercio internacional. En el caso de las aduanas estas no deben perder el control sobre el contrabando, narcotráfico y terrorismo, pero la facilitación debe ser prioridad. El uso de tecnología como la bancarización de las transacciones de importación-exportación, el uso del SICE por parte de todas las entidades de control, y el cero papeles, no necesariamente firmas electrónicas, sino acuerdos entre la adunas y los actores de comercio exterior, son necesidades básicas.
Generar un clima de confianza ganado proactivamente por parte de los importadores que cumplen con la ley, debe llevar a concretar acciones para reducir tiempos en operaciones de comercio. Estándares BASC o calificaciones C – TPAT pueden contribuir a generar confianza y mejorar la logística. Sin buena aduana simplemente no hay buen comercio exterior. Reglamentos adecuados acordes con la realidad operativa de las transacciones en regímenes especiales son posibles, si se llegan a acuerdos mínimos de control pero con facilitación aduanera. En el caso de la distribución dentro de la ciudad, son las ordenanzas municipales las herramientas de facilitación y control logístico.
3) Logística empresarial
Las pocas empresas que se han modernizado su logística en el país utilizan alta tecnología, lo que es positivo. El mayor reto es como masificar dicha tecnología y hacerla accesible a las pymes. Procesos de concientización, capacitación y una oferta de software logístico para uso compartido, son alternativas que pueden contribuir a la modernización de la logística. El uso de tecnologías móviles y GPS así como sistemas de trazabilidad ayudarán no solo a mejorar el clima logístico nacional sino reducir tiempos, acceder a nuevos mercados y disminuir subsidios en combustibles al contar con rutas más rápidas trazadas de manera informática y eficiente.

Países como Uruguay se benefician implementando tecnología de trazabilidad para manejo de su ganado creando confianza al consumidor final en lo relacionado a procedencia de cárnicos. Sistemas de tracking global hacen posible que empresas como Amazon, realicen exportaciones de productos bajo la figura de Mailing Exports. Esta estrategia se basa en exportar al consumidor final mediante el uso de correos regulares y correos expresos. Esta iniciativa hace que la pyme tenga un contacto con el mundo y pueda exportar bajo un modelo que permite al comprador, en cualquier parte del mundo, sea importador mediante el uso de los negocios digitales.

La implementación de una política logística no debe tomar tiempo si es que se da la decisión para hacerlo. No es suficiente la voluntad política sino la participación de todos los actores logísticos, usuarios inteligentes hacen un sistema inteligente. La política logística local y nacional debe ser diseñada, entonces, en asocicatividad publico y privada al corto. Esta política debe siempre recordar el criterio de cualquier mejora en logística es mejora en competitividad y esta es la base para generar empleo

Nada más cierto que lo citado por Alvin Toffler: Powershift en 1990 “ Para el comienzo de siglo 21, una ley indiscutible determinará el éxito competitivo: la supervivencia del más rápido.” Es por esto que la logística es el negocio de este siglo, la pregunta es si Ecuador está dispuesto en ser parte del mismo.